martes, 29 de mayo de 2012

es un dos-co

La arteria de Madrid, de noche, alcanza el clímax con solo rozarla. Andar mientras sea primavera, no mirar atrás. cordialidad, ante todo cordialidad.
 Dejarnos ganar en el azar.
Estudiar cada pedazo del pecado de tus intenciones. Dormir despierto, despertar de entre los dormidos, arrancar, arrasar, esquivar al sol para ganar tiempo que dedicarle a las estrellas.
Ver con más claridad al cerrar los ojos que al abrirlos. Un texto sin estructura, una estructura sin lineas rectas. las lineas curvas de un deseo adolescente.
Una canción de calle, drama en el lugar. Ganarle el pulso al verano por calentarle las manos (y por loco y necio).
De la mano de mi bendita compañera soledad, paseo, aquella de esas rameras malas que se vendió en cuerpo a una voz fría de mujer.Los principios que encuentran  finales en un alma que desvanece. Tiempo que transcurre, años que aplastan, sollozos sensuales y gritos amargos. Besos de sabor-hachís.
Lapidar el sufrir hasta que deje de sufrir, reinventar, esconder la piedra antes que la cabeza. lanzarla, luchar contra la gravedad en pro de la estabilidad.
Cada día dejo de preguntar que hago aquí, por qué digo sin pensar y por qué ni pienso ni digo que las ventanas que se cierran determinan el sendero.  Gargantas que brillan en carcajadas como resumen diario.

No hay comentarios:

Publicar un comentario